¿EMBARAZADA? MEJORA TU SALUD EMOCIONAL

cuida la salud emocional en el embarazoEsta semana, hemos escrito un artículo explicando y analizando lo que es la salud emocional o sentimental durante el embarazo. Y hemos definido la importancia que tiene en nuestras vidas y por supuesto en nuestro día a día. Además de ver que si es tan importante, más lo será durante el embarazo. Ya que durante esas 40 semanas, nosotras, le trasmitiremos a nuestro bebé no solo la comida. Sino también nuestro estado general. Por poner un ejemplo sencillo. Cuando nosotras tenemos un momento de miedo. Nuestro cuerpo, produce grandes cantidades de adrenalina. Lo que hace que esta llegue también a nuestro bebé. Con lo que debemos tratar de estar lo más positivas posibles. Para trasmitir a nuestro niño toda esa positividad. Hoy veremos algunos consejos muy sencillos que pueden conseguir que mejoremos nuestro estado global. Además de ser muy bueno para evitar la depresión postparto.

Quiero estar sana.

Es cierto que cualquier mujer, en cuanto se queda embarazada. Le entra de repente una responsabilidad muy curiosa. Y que además se puede explicar químicamente. Ya que aunque aun no esté nuestro bebé entre nosotros. Sabemos que está ahí. Y el vínculo, aunque vaya a crecer, ya es más fuerte que el que nunca hemos tenido con ninguna otra persona en el mundo.

Esto hace que nos preocupemos de nuestra salud de una forma más especial. Ya que es la naturaleza la que nos lo dice. Si somos fumadoras, el mejor momento o por lo menos el más fácil es cuando nos quedamos embarazadas. Lo mismo con la dieta…

Aunque siempre nos olvidamos de una parte de la salud. La emocional o mental. A pesar de ser un país religioso, nuestra parte espiritual, deja mucho que desear. De hecho, es normal. Nos llevan bombardeando desde que nacemos que la espiritualidad no sirve (en este caso no hablo de religión, sino de la espiritualidad y el cuidado de nuestra cabeza, a través de métodos como la meditación, yoga…) Y no nos damos cuenta que el cuidar la mente, no tiene nada que ver con la espiritualidad de una religión. Y que estar a gusto con nosotras mismas, es incluso más importante que nos duela una pierna o que estemos un poco rellenitas.

Hoy vamos a ver algunas actividades o ejercicios que podemos hacer durante el embarazo. Para conseguir mantener un equilibrio correcto entre nuestra mente y el momento que estamos viviendo embarazadas. De hecho, si estás pensando en quedarte embarazada, yo te recomiendo que empieces hoy mismo. De esta forma los resultados serán mucho más positivos que si lo hacemos una vez que estemos de unas semanas. Empecemos:

Las pautas o hábitos.

Hacer ejercicio. Aunque no sea una actividad directa para la salud emocional. En verdad es fundamental, para tener una mente sana. El ejercicio, produce una serie de hormonas que nos hacen sentirnos bien con nosotros mismos. Además de servir para desconectar y tener tiempo para nosotras mismas. El afán de superación es bueno, aunque el objetivo no es ser el mejor, sino estar a gusto con nosotros mismos. Planea un calendario de actividades deportivas para las 40 semanas de embarazo. Recuerda que según avancen los meses, la intensidad del deporte debe de ser menor.

Meditación. Se que a muchos les parece una tontería. Pero, cuando hablo de meditación. Es simplemente pasar un rato intimo con nosotras mismas. Hablando contigo e intentando practicar la respiración que luego nos será tan útil durante el embarazo. Cuando lo hayamos hecho durante un tiempo. Está muy bien que intentemos dejar la mente en blanco algunos días. Es un punto de evasión genial. Y si le coges el truco, te aseguro que nunca dejarás de hacerlo.

Ser positiva. Es fácil de decir ¿verdad?. El problema es hacerlo. Intenta fijarte más en los puntos positivos y dejar de lado los negativos. El punto de vista del mundo no es algo genético. Si no que se hereda por la educación. Si nuestros padres siempre han sido pesimistas, o no hemos conseguido muchas de las cosas que nos hemos propuesto a lo largo de nuestras vidas. Son los motivos más comunes que nos encontramos en las personas negativas. Pero, esto se puede cambiar. Necesitas tiempo y dedicación. Un consejo es que la positividad y la negatividad. Son altamente contagiosas. Si estamos todo el día con gente positiva. Te aseguro que al final lo serás.

Trabaja la empatía. Debemos ponernos en el lugar de los demás. E intentar entender sus problemas. Habla con la gente, o mejor dicho. Escucha a la gente más. Verás que tus problemas son mucho menores de lo que parecen.

Relativiza. La sociedad nos está matando. No recuerdo la última vez que vi a mis amigos tan contentos y felices como lo eran cuando tenían 15 años. Esto lo asumimos como algo normal. Pero, no tiene sentido. Por que con los años vamos a asumir que las cosas ya no son tan divertidas ni felices. La televisión consigue que no pensemos. Además del miedo que nos meten. En unas semanas, hemos sufrido con el violador de Madrid y con el ébola. Siempre estamos recibiendo malas, muy malas noticias, robos en casas, palizas a niños… Vivimos en la era del miedo. Y esto nos influye mucho más de lo que nos pensamos. Tomate unas vacaciones de las malas noticias. La probabilidad de que secuestren a nuestros niños, que nos roben en casa mientras dormimos, de sufrir el ébola… Es ínfima. Tenemos muchísimas más posibilidades de sufrir un accidente de trafico. Qué, no que nos pase alguno de todos los ejemplos anteriores.

Estudia por diversión. El conocimiento es alimento para la mente. Hoy en día tenemos grandes posibilidades para alcanzar a la información. Solo tenemos que seleccionar. No hace falta que estudies matemáticas, ni historia… Elige lo que de verdad te apasiona. Y hazlo solo por tí. Para sentirte realizada. Verás que cuando le coges el gusto, no hay nada mejor que aprender. El problema es la educación que hemos tenido. Hemos cogido “asco” a estudiar. Los exámenes, las asignaturas que odiábamos, los profesores… Todo en un sistema que funcionaba solo empollar y examinarnos. 

Related posts:

Esta entrada fue publicada en El Embarazo y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*